Si has llegado hasta aquí es porque seguramente alguna vez te has preguntado que comen las lagartijas. La alimentación o nutrición de las lagartijas esta basada en insectos pequeños, como por ejemplo, los gusanos, los grillos, las moscas, las palomillas, las arañas, las cucarachas y otros diferentes insectos de dimensiones parecidas. En condiciones naturales las termitas y hormigas suelen ser fáciles de obtener para las lagartijas.

¿Qué comen las lagartijas pequeñas?

Inicialmente, lo que comen las lagartijas depende de su capacidad y tamaño que tengan para cazar a sus presas. En este sentido, las lagartijas son insectívoras, por lo que se alimentan esencialmente de insectos.

Hay que reconocer que para las lagartijas, el alimento favorito son las hormigas. Adicionalmente, también pueden comer caracoles y gusanos.

¿Qué comen las salamandras?

Las salamandras son una familia con mucha similitud a los lagartos, aunque no tienen relación con ellos. Se pueden diferenciar con respecto a los lagartos por su piel húmeda, suave, y además, al tener tendencia a vivir en el agua.

Las salamandras que viven en el agua tienen branquias como los peces. Además son muy buenas nadadoras y rápidas. No todas, pero algunas de ellas tienen huesos especiales que les facilitan lanzar su lengua, como cañones, pero prácticamente, su mayor porcentaje de caza de las especies acuáticas se realiza utilizando sus anchas bocas. Las salamandras acuáticas comen pequeños renacuajos, ranas, peces, huevos de mosquito, sanguijuelas, huevos de mosquito y cualquier otro tipo que tenga la mala pata de caer en el agua.

Lagartijas en casa

Si vives en el campo es posible que te encuentres con la presencia de alguna lagartija en tus paredes, tanto por dentro como fuera de tu casa. La verdad es que las lagartijas son necesarias y muy útiles para eliminar a los mosquitos, que es de lo que se alimentan. Si que es verdad que, también, en ocasiones, pueden ocasionarnos muchos problemas cuando su aumenta su cantidad y observamos las paredes llenas de ellas.

Lagartija común

La lagartija ibérica (Podarcis hispanicus) es una especie de saurópsido, escamoso de la familia Lacertidae. Vive en el norte de África, en la península Ibérica y en el sureste de Francia. Algunas poblaciones habitan en islotes cercanos a las costas ibéricas donde son más sensibles a la actividad humana. También es conocida como lagartija hispánica y lagartija común, comúnmente denominada sargantana o sargantana en el este de España.

¿Qué comen los lagartos?

Todo dependerá del tipo de lagarto. Los que comen plantas son herbívoros y los que comen carne son carnívoros. Muchas de las especies más pequeñas de lagartos son insectívoros y se alimentan principalmente de pequeñas arañas e insectos. Todo dependerá siempre de la especie, del tamaño y de la ubicación de la lagartija.

¿Cuanto vive una lagartija?

Normalmente, las lagartijas más comunes que nos podemos encontrar en el suelo y en la calle suelen vivir una media de unos 10 años. Sin embargo, algunas especies de lagarto pueden duplicar y superar esa cifra. Una de las pocas especies arbóreas de lacértidos es la especie Holaspis.

¿Qué comen las salamanquesas?

¿Que comen las lagartijas salamanquesas?. Pueden comer moscas, polillas, grillos, arañas, mosquitos, hormigas etc., ya que son insectívoras a pesar de que con la falta de insectos son capaces de comer a las salamanquesas más pequeñas.

Tipos de lagartijas

Con respecto a este reptil existen especies que, si bien se asemejan, entre ellos, pueden existir diferencias importantes, sobre todo en color de piel, hábitat y tamaño. Existen más de 4.000 tipos diferentes en todo el mundo. Vamos a ver con detalle las principales especies de lagartijas:

Lagartija común o ibérica (Pordacis hispanicus)

Las hembras pueden medir entre 4 y 5,5 centímetros, en cambio, los machos pueden medir entre 4 y 6 centímetros. Adicionalmente a esta longitud deberemos de añadir su larga cola que suele ser de unos 10 centímetros. Cuenta con pequeños dientes con forma cónica y su cabeza tiene forma triangular.

Flexible y bastante largo es su cuello, lo que puede facilitar tener una gran movilidad en la parte superior. Su color varía bastante en función del hábitat y su piel presenta escamas. Destacan sus tonos rojizos en cuello, espalda y cabeza.

Lagartija ágil (Lacerta agilis)

Es muy robusto pero pequeño de aspecto. Puede ser muy variado su color de piel, suelen ser de color pardo o gris. Su característica es que tienen una serie de manchas circulares de color verde hierba.

Abunda en el norte de Asia occidental y Europa central y viven en los despejados bosques, cerca de los campos y en las costas arenosas; le gustan los escarabajos, las arañas, y cigarras. pues normalmente pasan el invierno bajo tierra.

Gecko casero tropical (Hemidactylus mabouia)

Es originaria de África, pero fue reconocida en muchos países de América. Su nutrición se basa en alimentos de pequeños insectos.

Sus características más importantes: lagarto de gran tamaño, ya que puede llegar a medir hasta 13 centímetros desde la punta del hocico hasta la cloaca (es decir, sin contar la cola).

Lagartija batueca (Iberolacerta martinezricai)

El tronco puede alcanzar hasta los 6 centímetros de longitud además de una cola del mismo tamaño.

Su color es marronoso y en algunas ocasiones podemos observar en algunos ejemplares colores verdes o grises. Cuando llega la época de celo, cambia a un claro el abdomen de los machos.

Lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus)

Recibe también el nombre conocido como “sargantana“. Vive en zonas de hierbas, lugares pedregosos y matorrales bajos. Es un tipo de lagartija bastante pequeño, no suele pasar de los 5 centímetros. Sin embargo, al contrario que el resto de especies, las hembras suelen ser algo más grandes que los machos.

Lagartija Colirroja (Acanthodactylus erythrurus)

Pueden alcanzar hasta una longitud máxima de hasta 23 centímetros y, como indica su propio nombre, la parte inferior de su larga cola es de color rojo muy intenso. Sus líneas blancas recorren su cuerpo.

Huevos de lagartijas

En función de cada especie el % del peso de los huevos respecto al peso de la mama lagartija pueden variar entre el 4% y el 5% hasta el 40% y el 45% del total de su masa corporal.

Las puestas de crías de lagartijas también pueden variar según la especie y pueden variar desde cuatro o cinco pequeños huevos hasta un máximo de cuarenta o cincuenta.